logo nyala tours
info@nyalatours.com
México

Situación Geográfica

México, con una extensión de 1.958.201 kilómetros cuadrados, tiene fronteras más de 13.000 kilómetros al norte con los Estados Unidos de América, al sur con Guatemala y Belice, al este con el océano Atlántico y al oeste con el Pacífico. El Trópico de Cáncer corta al país casi por el centro y dada su extensión de norte a sur y su especial orografía, presenta una climatología muy variada. Es, como en muchos otros aspectos, una tierra de altos contrastes.

El corazón geográfico del país son las tierras del altiplano volcánico, conocidas como Anáhuac, donde se juntan las dos cadenas montañosas: la Sierra Madre Oriental y la Sierra Madre Occidental. Estas dos formaciones recorren el país, por sus costados, de norte a sur. Entre las dos cadenas surgen diferentes valles y cuencas con un promedio de altitud de 2.000 a 2.500 metros. Es una región dominada por grandes conos volcánicos como el Popocatépetl con 5.452 metros o el Ixtlacíhuatl con 5.216 metros el punto más alto del país es el Pico de Orizaba con 5.700 metros y que se localiza en el Estado de Veracruz. En este valle, que representa un diez por ciento del territorio nacional, se concentra más del 50 de la población.

La Sierra Madre del Sur, formada por un grupo de montañas menores, prolongación de las otras dos sierras, se estrechan en el Istmo de Tehuantepec y continúan hasta Guatemala, mientras que en el norte, la Península de Yucatán se extiende plana y cubierta de vegetación.

La mayor parte del territorio mexicano se caracteriza por la presencia de montañas y mesetas, a excepción de los estados del norte, donde predominan los desiertos que contrastan con la exuberante vegetación de las zonas del sur. Los ríos, en su mayoría, son cortos y estrechos, con un curso que desemboca rápidamente en el mar. Por otro lado, México tiene más de 10.000 kilómetros de costas, rodeado por cuatro grandes mares u océanos: el océano Pacífico, el Mar de Cortés, el Golfo de México y el mar Caribe.

El país está dividido políticamente en 31 Estados y un Distrito Federal: Aguascalientes, Baja California Norte, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Distrito Federal, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Morelos, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz, Yucatán y Zacatecas.

História

Periodo Prehispánico. Hace unos 20.000 años, llegaron los primeros pobladores a México tras cruzar el estrecho de Bering. Estos habitantes no comenzarían a utilizar rudimentarios instrumentos de caza hasta el año 9000 a.C. y la agricultura surgiría alrededor del año 6000 a.C. Hasta el año 1300 d.C. momento en que hacen su aparición los aztecas, se desarrollaron y desaparecieron numerosas culturas como la maya, teotihuacana, zapoteca-mixteca, tarasca o totonaca, por citar algunas. Monte Albán, en el estado de Oaxaca, es el emplazamiento arqueológico más antiguo posterior a los olmecas.

Los Olmecas. Aproximadamente en el año 2000 a.C. hacen su aparición los Olmecas, el primer gran grupo cultural del México antiguo, que se asentó en las regiones de Veracruz y Tabasco, en la zona del Golfo de México. Constituían una sociedad muy eficiente, bien organizada y gobernada por una jerarquía religiosa. Su influencia fue muy intensa ya que grupos posteriores adoptarían diferentes aspectos de sus tradiciones religiosas, arquitectónicas y artísticas. A pesar de la total ausencia de bancos de piedra cercanos, los Olmecas desarrollaron imponentes edificaciones con este material como La Venta, San Lorenzo o Tres Zapotes. Crearon un calendario muy avanzado que incluía el concepto del cero. Se sabe muy poco de los orígenes de los Olmecas y de su desaparición, alrededor del año 1200 a.C.

Hasta el año 1300 d.C. momento en que hacen su aparición los aztecas, se desarrollaron y desaparecieron numerosas culturas como la maya, teotihuacana, zapoteca, mixteca, tarasca o totonaca, por citar algunas. Monte Albán, en el estado de Oaxaca, es el emplazamiento arqueológico más antiguo posterior a los Olmecas.

Los Mayas. Los orígenes de los célebres mayas se remontan alrededor del año 1200 a.C. Esta cultura se desarrolló en tres períodos distintos: el preclásico, el clásico y el posclásico cada uno correspondiente a diferentes lugares de México y Centroamérica. Sin embargo, sería a partir del año 250 d.C. cuando se inicia un período de progreso que se extiende hasta el año 900 d.C. conocido como período clásico.

Considerada como una de las civilizaciones más avanzadas del México precolombino, los mayas fueron grandes artistas e intelectuales que dominaron un complejo sistema matemático, además de ser capaces de realizar difíciles cálculos astronómicos. Su estructura social era muy cerrada y se articulaba en autonomías, gobernadas por sacerdotes. Mantuvieron relaciones estrechas con Teotihuacan y Monte Albán, comerciando con productos como la sal, ya que en aquellos tiempos Yucatán era el primer productor de este mineral. Hacia el año 1400 d.C. la cultura Maya se había diseminado y casi desaparecido, dejando un increíble número de centros ceremoniales y ciudades antiguas.

Aztecas. Cuenta la leyenda que Huitzilopochtli, el dios de la guerra, guiaba a los nahuas que procedían de Aztlán, de ahí el nombre de aztecas hasta el lugar en el que deberían instalarse. La señal era un águila sobre un nopal cactus, devorando una serpiente. Fue en el Lago de Texcoco actual Ciudad de México donde se encontraron con la señal del dios, por lo que fundaron la ciudad con el nombre de Tenochtitlán.

En tan sólo un siglo, los aztecas, gracias a estratégicas alianzas con otros grupos, se impusieron sobre el resto de los grupos indígenas, inaugurando el Imperio Azteca, que permanecería hasta la llegada de los españoles 1519. Los aztecas impusieron un sistema donde las fuerzas sociales tenían cierta participación, utilizaron una compleja estructura impositiva y de vigilancia, desarrollaron un sistema educativo ejemplar y según los testimonios, no conocieron la corrupción. Fueron además, excelentes constructores, siguiendo las tendencias de culturas anteriores como Olmecas, Toltecas o Mayas. Sin embargo lo que más sorprende de esta cultura es su particular cosmovisión de la existencia, articulada en una profunda filosofía que tenía su base en la propia imagen del mundo que construyeron.

La conquista. A pesar de la aparente solidez de las estructuras sociales de los aztecas, existía un sentimiento de malestar y odio, sobre todo en los pueblos sojuzgados. Fueron éstos quienes se mostraron favorables a ayudar a los invasores españoles. Paradójicamente, también ayudó la concepción religiosa de los aztecas en las que se afirmaba que Quetzalcóatl regresaría. Los aztecas vieron, en los soldados españoles, a su dios, el dios de tez blanca y de rostro barbado, razón por la que Moctezuma los recibió amistosamente. Sin embargo, después de algunos presagios y coincidencias, las relaciones se fueron deteriorando. En esos momentos Hernán Cortés, después de haber quemado sus naves, abandona la ciudad para combatir contra las tropas enviadas por Diego de Velázquez, gobernador de Cuba. En su ausencia, el capitán Alvarado después de autorizar una celebración religiosa de los aztecas, censurada por Cortés, provoca la rebelión de los indígenas.

Durante tres siglos México estuvo regido por un virrey del que dependían los corregidores. Las oportunidades políticas y económicas de cada grupo racial eran radicalmente distintas, y es a finales del siglo XVIII, cuando los criollos toman conciencia de su nacionalidad. El 15 de septiembre de 1810 se lanza el primer grito independentista pero el momento real no llegaría hasta 1821 cuando el Virrey de Córdoba firma el tratado.

Mexico colonial. Cortés fue nombrado capitán general de la Nueva España, decidiendo cambiar el nombre de Tenochtitlán por el de México procedente de la palabra "mexica". En el año de 1527 se forma la primera Audiencia y, a partir de ese momento, los misioneros comienzan la intensa labor evangelizadora. Durante ese tiempo, en el año de 1533, tiene su aparición la Virgen de Guadalupe, actual patrona de América. Su imagen, para muchos, es un códice indígena con elementos españoles, razón por la que rápidamente despertó un fuerte sentimiento religioso con el que se identificaron los criollos y los indígenas.

De este período es necesario subrayar los constantes abusos de poder por parte de la Iglesia. La situación era de una gran injusticia y algunos evangelizadores, como Fray Bartolomé de las Casas, denunciaron la esclavitud a la que eran sometidos los indios por parte de los españoles. Las causas de esta situación eran provocadas por el peculiar sistema de encomiendas, en el que cada colono recibía un lote de tierra junto a un grupo de indígenas para su explotación. La sociedad de la Colonia se articulaba rígidamente de acuerdo a un sistema de casta que recordaba el feudalismo europeo. Esta política fue, a su vez, la herramienta que aceleraría el mestizaje.

La Independencia. Durante tres siglos México estuvo regido por un virrey del que dependían los corregidores. Las oportunidades políticas y económicas de cada grupo racial eran radicalmente distintas, y es a finales del siglo XVIII, cuando los criollos toman conciencia de su nacionalidad. Ayudados por una serie de acontecimientos comienzan los primeros movimientos independentistas con el fin de conquistar el poder.

La independencia de México tiene lugar el 15 de septiembre de 1810 cuando el cura Miguel Hidalgo y Costilla, al frente de un improvisado ejército de voluntarios, lanza el grito de Independencia en el pueblo Dolores. Diferentes grupos de hombres toman algunas ciudades, sin embargo, después de cruentas batallas, son vencidos por los ejércitos realistas. No hay que olvidar que la revuelta se prolongaría durante 11 años, costando más de 60.000 vidas humanas.

El movimiento emancipador continúa al frente de otro cura, José María Morelos y Pavón, que convoca el Congreso de Chilpancingo en el año 1813 y en el que se redacta el Acta Primaria de Independencia. En el año 1821 Agustín de Iturbide y Vicente Guerrero proclaman el Plan de Iguala, garantizando la religión católica, la fraternidad con los españoles y la independencia política. En 1821 nace, finalmente, México con el Tratado de Córdoba firmado por el recién llegado virrey Juan O´Donojú.

Después de continuos enfrentamientos entre liberales y conservadores, se perdió casi la mitad del territorio en la guerra contra Estados Unidos, en 1848, con el Tratado de Guadalupe - Hidalgo. Entre 1858 y 1861, Benito Juárez lidera la Guerra de la Reforma y la gana. Ese mismo año se produce la invasión francesa hasta que Porfidio Díaz, en 1876, consigue expulsarlo. Comienza la dictadura democrática de más de tres décadas. Durante este período Porfirio Díaz sentó las bases de la industrialización del país, diseñando y construyendo las principales vías férreas y fomentando la educación. Sin embargo, favoreció la concentración de la propiedad y la inversión europea, por lo que la minería, la banca y la industria del petróleo pasó a manos extranjeras.

Anteriormente, en 1961, el ejército francés decide invadir el país, justificando la acción por la suspensión del pago de la deuda de México a España, Gran Bretaña y Francia. Napoleón III envía a Maximiliano de Habsburgo, quien actuó más como un liberal que como un conservador, provocando la retirada de respaldo que recibía de la Iglesia, e incluso, del propio Napoleón. En la ofensiva de Benito Juárez, desde el Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez, Maximiliano es derrotado y fusilado. Sus últimas palabras fueron ¡Viva México!, ¡Viva la Independencia!

La Revolución. En el año de 1910 Porfirio Díaz, después de las únicas elecciones limpias de aquella etapa, es derrotado por Francisco I. Madero y muy pronto se inicia la primera revolución del siglo XX, la Revolución Mexicana. Con el movimiento armado, el pueblo pretendía mejorar sus precarias condiciones de vida y recuperar los recursos naturales. Por el norte el general Francisco Villa y por el sur el emblemático Emiliano Zapata perseguían terminar con el latifundio y la explotación al grito de "Tierra y Libertad".

La Revolución Mexicana fue una batalla liderada por campesinos que buscaban una reforma de las leyes agrarias, el sufragio universal, terminar con el control económico extranjero y la completa separación de la Iglesia y el Estado. Se perdieron cientos de miles de vidas en estériles luchas de caudillos regionales en busca de legitimidad, reconocimiento y control. Finalmente, en el año de 1917, Venustiano Carranza promulga una avanzada de la actual Constitución. Después se sucederían una serie de enfrentamientos entre la Iglesia y el pueblo la Guerra de los Cristeros, en medio de una inestabilidad política que finaliza con la aparición de Lázaro Cárdenas. Con él, el país inicia una nueva etapa al nacionalizar el petróleo y emprender una reforma agraria con lo que se instaura la normalidad constitucional.

Mexico Contemporaneo. Después de la II Guerra Mundial, la infraestructura del país se desarrolló, los sectores manufacturero e industrial se expandieron, al igual que la producción agrícola, se fortaleció la clase media y se evolucionó económicamente. Sin embargo, numerosos problemas caracterizan los últimos tiempos como el rápido crecimiento demográfico, el éxodo masivo de las áreas rurales hacia los centros urbanos, una disminución de la producción agrícola y una creciente deuda externa, entre otros problemas.

En los últimos años se han emprendido importantes reformas económicas y políticas que han permitido avanzar al país, a pesar de toda clase de contratiempos. Desde entonces, el PRI (Partido Revolucionario Institucional) ha gobernado al país en medio de fuertes crisis económicas, sin que hasta el momento los logros de la Revolución hayan llegado a todos los sectores de la población.

Sin embargo, en las últimas elecciones celebradas en México, por primera vez la oposición alcanza el poder, liderada por Vicente Fox, candidato del PAN (Partido de Acción nacional). Esto ha significado para la mayoría de mexicanos una posibilidad de cambio, principalmente, una nueva vía para la democracia y los derechos humanos.

Tradiciones y costumbres

México es tierra de leyendas y cuentos sorprendentes cuyos orígenes se remontan a tiempos prehispánicos. Conocer estas historias es una manera insólita de disfrutar de sus tradiciones. La alegría y el folclore son el reflejo de una larga herencia cultural. A lo largo de más de quince milenios se ha formado el mosaico de etnias que comprenden la actual México.

Gastronomia

La gastronomía mexicana es rica, elaborada y cargada de sabores. Es, además, el resultado de un extraño mestizaje, que tiene sus ingredientes básicos en el maíz, adorado por los indígenas, el chile guindillas, con más de 100 variedades y que dignifica los sabores y los frijoles o judías pintas, ingredientes que encontrará en diferentes formas en todas las comidas que realice. Por otro lado, México ha aportado al resto del mundo una extensa lista de alimentos como calabaza, tomate, chocolate, aguacate, papaya, guayaba, vainilla y docenas de especies, por citar algunos.

Información Práctica

Aduana y Documentación. Los españoles no requieren visado para viajar como turistas a México para una estancia inferior a 90 días. Sólo necesitan pasaporte, con una vigencia mínima de seis meses, y billete de ida y vuelta.

Equipo del viajero. Es conveniente llevar prendas cómodas y frescas, preferentemente de algodón, si se viaja en verano. En los meses de invierno, para las zonas de playas una chaqueta ligera o de punto es aconsejable. Si se viaja a las zonas montañosas es imprescindible un sombrero y gafas oscuras, ya que el sol es deslumbrante, así como un buen abrigo, ya que las temperaturas suelen bajar. Los pantalones cortos para los hombres están bien vistos en las playas mexicanas pero en otras zonas del país no son frecuentes -aunque en los últimos tiempos se están haciendo más frecuentes-. Si piensa visitar clubes nocturnos o lugares de espectáculos, una vestimenta casual es bien aceptada. No es necesario corbata. Las prendas demasiado llamativas o exageradas no se recomiendan para lugares pequeños y ciudades del interior. No olvide, además, protector solar, lentillas extras, documentos de viaje, receta de medicamentos, repelente de insectos, una linterna pequeña y pilas de repuesto.

Diferencia Horaria. Ciudad de México tiene siete horas menos durante todo el año que España.

Clima. Ciudad de México se puede viajar cualquier mes, puesto que el clima es templado durante todo el año.

Moneda y Tarjetas de Crédito. La moneda oficial es el peso. Es aconsejable llevar cheques de viaje y euros en efectivo.

Convertidor de divisas

Asistencia médica. En Ciudad de México las condiciones sanitarias son buenas. No obstante, procure consumir agua embotellada y evitar las comidas en los puestos callejeros. Las personas que sufren cardiopatías deben tener en cuenta que la capital mexicana está a unos 2.300 metros sobre el nivel del mar.

Las principales poblaciones cuentan con un buen número de farmacias, algunas abiertas las 24 horas del día. En las zonas rurales funcionan dispensarios médicos, donde se pueden conseguir medicamentos, así como realizar curas de urgencia. En cuanto a hospitales, México cuenta con una buena red de hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS, así como hospitales privados, por lo que en caso de urgencia, no tendrá ningún problema. En las zonas rurales existen clínicas, donde se ofrecen primeros auxilios.

En caso de pérdida o robo de sus documentos, póngase en contacto con la policía y con su consulado más cercano. Teléfonos de Policía local en todo el país: 060.

Teléfonos de emergencias en los estados de Chihuahua, Aguascalientes y Sonoro: 080.

Direcciones útiles

Embajada de México en Madrid

Carrera de San Jerónimo, 46. 28014 Madrid (España)

Tel.: 913 692 814; Fax: 914 202 292.

Embajada de España en México

Galileo, 114 (esq. Horacio) Colonia Polanco. 11560 México D.F (México)

Tel.: 52 82 29 74; Fax: 52 82 13 02

Oficinas de Turismo

Carrera de San Jerónimo 46, 2ª

28014 Madrid (España)

Tel.: 91 561 35 20; Fax: 91 411 07 59

Tel. gratuito: 0080 011 112 266

www.visitmexico.com

Oficina de turismo de España en México

Alejandro Dumas, 211. Colonia Polanco.-11560 México, D.F.

Tel.: 5531 17 85/5545 73 22; Fax: 5255 47 82

mexico@tourspain.es

Aeropuertos y Siglas

México, D.F - MEX -

Aeropuerto Internacional Benito Juárez

A 13 kilómetros del centro de la capital.

Guadalajara - GDL -

Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo, a 20 kilómetros de la ciudad.

Monterrey - MTY -

Aeropuerto General Mariano Escobedo, a 24 kilómetros del centro de la ciudad.

Cancún - CUN -

A 25 kilómetros del centro.

Acapulco - ACA -

Aeropuerto General Juan N. Álvarez, a 26 kilómetros del centro de la ciudad.

Compras. México es, sin duda, un exquisito paraíso para las compras. Las tentaciones, en forma de artesanía, asaltan inesperadamente por doquier. Le aconsejamos que se deje tentar, ya que los precios son ventajosos y la calidad es aceptable. Recuerde que regatear es la consigna, especialmente en los centros de artesanía y en los puestos callejeros. En los establecimientos, tiendas y boutiques es menos frecuente, pero por intentar nada se pierde.

La mejor alternativa para las compras es perderse en los innumerables mercados que existen en casi todas las ciudades y pueblos del país. Laberintos de puestos y tenderetes donde abundan los colores, aromas, sonidos y sabores, así como una gran variedad de productos.

Las Ciudades

Mexico D.F. La capital de la República Mexicana es una de las urbes más pobladas del mundo con aproximadamente 11 millones de habitantes y una zona conurbana que casi duplica su población. Situada en el cauce seco del lago Texcoco y rodeada de montañas, Cortés la llamó "cosa de maravilla". México es una tentación que encanta a quienes la conocen. Pero si hay algo que caracteriza a Ciudad de México es su magnitud y su intensa pasión por la vida que se refleja en el carácter afable de su gente.

El centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1987 por la UNESCO, está construido sobre las ruinas de la antigua Tenochtitlán. Se trata de un conglomerado de vestigios coloniales y ocultas construcciones aztecas. La actual Ciudad de México se levantó sobre dicha ciudad azteca, erigida en mitad de una laguna. Esto está provocando que la mayoría de edificios e iglesias de la capital se estén hundiendo al ser una zona pantanosa. En el siglo XVI la ciudad era el centro de un poderoso imperio comercial y militar, con numerosos templos, mercados y palacios. Lo que hoy es el centro histórico de la ciudad de México, conocido comúnmente como el Zócalo, fue conquistado por Hernán Cortés. Tradicionalmente se considera a este momento los comienzos de la época hispánica.

En la parte este del Zócalo se puede admirar el majestuoso Palacio Nacional, construido en el emplazamiento de una edificación azteca. Antiguamente los virreyes de Nueva España lo utilizaron como residencia, y en la actualidad alberga las oficinas presidenciales, un museo y sobrecogedores murales que relatan la historia de México, pintados por Diego Rivera. Al norte del Zócalo se alza imponente la Catedral Metropolitana, erigida por los españoles aproximadamente en el año 1520 en el lugar donde los aztecas habían levantado el Tzompantli (o "muro de las Calaveras"), un tipo de altar donde, según cuenta la leyenda, ponían las calaveras de las personas sacrificadas.

El Templo Mayor, ubicado al este de la Catedral, fue el principal cenobio azteca construido en los siglos XIV y XV. Justo al lado se halla un museo donde se conservan valiosos objetos descubiertos en el yacimiento. Otros de los atractivos de Ciudad de México es la Alameda, donde se mezclan hermosas mansiones coloniales, rascacielos, mercados y numerosos cafés. El virrey Luis de Velasco en el siglo XVI plantó en esta zona álamos, de ahí su nombre. A finales del siglo XVIII el virrey Carlos Francisco de Croix amplio este maravilloso parque, que cuenta con impresionantes estatuas de comienzos del siglo XIX. Uno de los monumentos más representativos es el Hemiciclo a Juárez, inaugurado el año en el que se festejaba el centenario de la lucha de México por su independencia. Sobresalen sus columnas dóricas de mármol de Carrara.

El bosque de Chapultepec, el parque más grande de Ciudad de México, es el lugar de esparcimiento predilecto de los vecinos de la capital mexicana. Alberga interesantes museos, como el Papalote Museo del Niño, parques de atracciones y la antigua residencia presidencial. Paseando por sus apacibles senderos arbolados verá puestos callejeros donde podrá degustar antojitos o algodón de azúcar, así como la fuente de Tláloc, diseñada por Diego Rivera. Este monumento representa a la principal deidad mexicana de la lluvia y a uno de los dioses más destacados del panteón azteca.

Al norte del centro histórico se encuentra la basílica de Guadalupe, el mayor templo mariano de América. Esta iglesia fue construida en el mismo lugar donde, según cuenta la tradición, se apareció el patrón de México. La pirámide de Cuicuilco, los canales de Xochimilco, las casonas coloniales de San Ángel, la plaza de Garibaldi, donde se reúnen cada tarde las bandas de mariachis y la Zona Rosa completan los atractivos de esta variopinta ciudad. La capital mexicana es una de las ciudades más modernas de América, y a la vez guarda vestigios maravillosamente conservados de una cultura milenaria y todavía llena de misterios, como es la azteca.

Guadalajara. Guadalajara se alza en medio de Jalisco con la elegancia propia de las ciudades coloniales y la alegría de los mariachis, el charro y el tequila. Guadalajara, “ciudad de las rosas”, es un lugar para disfrutar despacio, paladeando cada uno de sus monumentos, iglesias y museos, dejando que el alma se estremezca con el canto del mariachi, o tomando un tequila al atardecer, cuando las amplias avenidas se oscurecen.En Guadalajara se respira el verdadero aire mexicano, a través de la música callejera, de los trajes de charro, de la artesanía que alegra el corazón con sus brillantes colores y originalidad, y de los auténticos restaurantes donde se degusta una de las mejores gastronomías mexicana.

La capital del Estado de Jalisco es una ciudad con un gran dinamismo comercial e industrial. Con una temperatura media anual 20 grados, Guadalajara tiene calles repletas de edificios coloniales, museos, comercios, restaurantes y locales de moda. La basílica de Zapopan es uno de los principales atractivos de Guadalajara. Esta joya arquitectónica del siglo XVIII es el segundo centro religioso más visitado de México. A las afueras se agolpan importantes complejos industriales. A ello hay que añadir su amplia agenda cultural y sus buenas comunicaciones tanto por tierra como por aire.

Yuacatan. Es uno de los más importantes estados de México. Se encuentra situado al sureste de la península de su mismo nombre y posee parajes naturales tan conocidos como la Reserva Especial de la Biosfera Ría Celestún o Biosfera Ría Lagartos, ambas criadoras de especies tan exóticas como el flamenco rosado.