logo nyala tours
info@nyalatours.com

Situación Geográfica

Jordania fue punto de encuentro de las caravanas que antaño unían Asia, África y el mundo mediterráneo; es un país de beduinos que concentra en su pequeño territorio un increíble patrimonio cultural, dominado por la magistral sinfonía de Petra. Este país reserva al viajero apasionantes atajos geográficos: en el mismo día es posible pasar del fértil valle del Jordán al austero desierto de Wadi Rum, del Mar Muerto al Mar Rojo.

Historia

De 8 a.C. a 40 d.C., apogeo de los nabateos, bajo el reinado del Aretas IV.
106, el territorio nabateo se convierte en la provincia romana de Arabia bajo el dominio de Trajano.
629, primera batalla entre musulmanes y cristianos en Mauta, al sur de Kerak.
661-750, dominio de la dinastía omeya.
750, llegada al poder de la dinastía abasí.
1100-1118, Balduino I, rey de Jerusalén, crea el señorío de Transjordania.
1250-1516, dinastía de los mamelucos.
1291, los francos son expulsados de Oriente por los mamelucos.
1516, conquista otomana. Durante cuatro siglos, la Gran Siria es una provincia del Imperio Otomano.
1811, Mehmet Ali, pachá de Egipto, ocupa Arabia.
1831-1832, su hijo Ibrahim Pacha conquista Siria y Palestina.
1841, los otomanos retoman el control de la región con ayuda de los británicos.
Junio de 1916, inicio de la revuelta árabe contra los otomanos, conducida por el emir Faysal y Thomas Edward Lawrence.
Noviembre de 1916, el cherif Hussein, proclamado rey de Heyaz, es reconocido por Francia, Inglaterra y Rusia.
Julio de 1917, toma de Aqaba por los árabes.
Octubre de 1918, el general británico Allenby y el emir Faysal entran en Damasco.
Octubre de 1924, abdicación del cherif Hussein, a quien sucede su hijo Ali.
Marzo de 1946, fin del mandato británico en Jordania. Transformación del Estado de Transjordania en reino, y coronación de Abdallah.
Enero de 1949, anexión de Cisjordania por parte del reino hachemita.
Abril de 1949, armisticio entre Israel y Jordania.
Julio de 1950, asesinato del rey de Jordania Abdallah, en Jerusalén.
Mayo de 1953, coronación del rey Hussein, que sucede a su padre Talal.
Septiembre de 1970, ofensiva general del ejército jordano contra las posiciones de la resistencia palestina, en Ammán y en el norte del país ("Septiembre negro").
Octubre de 1974, el rey Hussein reconoce finalmente la OLP.
Julio de 1988, el rey Hussein anuncia la ruptura oficial de los vínculos administrativos de Jordania con Cisjordania.
Julio de 1994, declaración israelo-jordana que pone fin a 46 años de beligerancia entre los dos países.
Octubre de 1994, tratado de paz israelo-jordano en el Wadi Araba.
Febrero de 1995, las tropas israelíes abandonan los territorios jordanos ocupados entre 1948 y 1968.
Agosto de 1996, "revueltas del pan" en el sur del país.
Noviembre de 1997, boicot de las elecciones parlamentarias por parte de los Hermanos Musulmanes.
7 de febrero de 1999, muerte del rey Hussein de Jordania. Su hermano el príncipe Hassan es apartado en beneficio del hijo mayor de Hussein, Abdallah.
21 de junio de 1999, coronación del rey Abdallah II.
Octubre de 2011, Awn Shawkat Al-Khasawneh se convierte en el Primer Ministro, sucediendo a Marouf al-Bakhit (que había sido acusado de corrupción).

Tradiciones

Si un jordano te invita a tomar el té en su casa, no lo dudes, es un signo de hospitalidad. Ten en cuenta sin embargo que tu visita puede prolongarse. Deberás descalzarte al entrar, y si te sirven la comida sin cubiertos, utiliza sólo la mano derecha para picar en las mezze (la mano izquierda se considera impura). No tengas miedo de repetir, al contrario, así honrarás a la señora de la casa.
Durante el mes de ramadán, evita beber, comer o fumar en público antes de la puesta de sol. Si visitas una mezquita, no olvides seguir dos reglas básicas: descalzarse (y no posar los zapatos en el suelo durante la visita...) e ir vestidos de manera correcta (las mujeres deben cubrirse la cabeza con un pañuelo).

Gastronomía

La cocina jordana, directamente inspirada en la libanesa, mezcla sabores orientales y mediterráneos. Para comenzar: la clásica bandeja de mezzes (aperitivos variados que se acompañan de una torta de pan caliente), los beureks (hojaldres de queso con hierbas o de carne), los keftas (albóndigas fritas de trigo molido, carne picada y perejil) o los falafels (croquetas fritas de puré de garbanzos). Para continuar, brochetas de cordero (shish kebabs), de pollo o de ternera. En Aqaba, el pescado del Mar Rojo se acompaña de tahina, una salsa hecha de sésamo y queso salado. Si quieres comer algo rápido, puedes tomar un sándwich oriental, el famoso shawarma (pan relleno de trozos de cordero o pollo a la brasa, con tomate, cebolla y salsas). También podrás probar el mensaf, el plato tradicional beduino, que es un ragú de cordero con especias, con leche de oveja cuajada, con almendras y piñones que se sirve con arroz y una salsa de yogur. En lo que se refiere a postres, se trata principalmente de dulces orientales, tales como las chorreantes baklavas de miel y pistachos. En cuanto a las bebidas, encontrarás vino (con frecuencia libanés o sirio) en algunos restaurantes. Para el aperitivo te servirán arak (alcohol anisado de uva). El té se bebe muy azucarado y los beduinos lo toman con salvia o tomillo. Por último, no podrás escapar al "café turco" ritual (mejor dicho "árabe") y al café cocido perfumado con cardamomo, que es un poco amargo pero al que uno se acostumbra rápido.

Artesanía

La artesanía jordana es relativamente escasa. Son preferibles los artículos tradicionales beduinos, como las alfombras y los tapices tejidos (vigila la calidad), los cojines, los bolsos y los vestidos de tejidos satinados bordados, las cafeteras de cobre o latón en punta. Otro artículo interesante: el oro, que es aproximadamente tres veces más barato que en Europa. El zoco del oro, en Ammán, ofrece gran variedad (de 18 ó 24 quilates). Para disfrutar en casa de las virtudes terapéuticas del Mar Muerto, podrás llevar en la maleta un frasco de barro negro, para aplicarlo como una mascarilla o como tratamiento capilar, y sales para disolver en el baño. Por último, no te olvides que el regateo es tradición. Las tiendas abren de domingo a jueves, de 09:30 a 13:30 y de 15:30 a 18:00. Algunas también abren los sábados.

Información Práctica

Introducción. Viajar a Jordania es remontarse lejos en el tiempo, y gozar de la posibilidad de vivir una aventura en una tierra que conserva las huellas ajadas de civilizaciones milenarias, cerrar los ojos para sentir en silencio las voces de la humanidad que descansa misteriosa bajo las ruinas. El viajero tendrá la oportunidad de visitar lugares que ya estaban allí hace más de 10.000 años, descender hasta el Mar Muerto o admirar el seductor paisaje del Valle del Jordán, entrar en los castillos de árabes y cruzados y sumergirse en las páginas de la historia hasta el mundo Greco-Romano de las míticas ciudades de la Decápolis donde el esplendor de Grecia y Roma convive con una moderna Jordania rebosante de vida con sus Teatros, avenidas de magníficas columnas, templos y baños.

En las áridas regiones del medio este podrá el viajero aventurarse en los desiertos y desenterrar los enigmas que guardan sus ardientes arenas, tomar contacto con los beduinos y las tribus nómadas, que acampan sus tiendas mientras se reponen silenciosos sus rebaños y camellos, y ¿Por qué no? seguir las huellas de Lawrence de Arabia.

Idioma. El idioma oficial es el árabe.

Documentación. Pasaporte, visa, carné de conducir internacional y seguro de asistencia médica.

Ropa. Ropa de algodón, prendas de entretiempo y de invierno, calzado cómodo, chubasquero, paraguas, gafas de sol, sombrero, protector solar y repelente.

Medicamentos. Antihistamínicos si tiene algún tipo de alergia, analgésicos, medicamentos para problemas estomacales, así como antisépticos para las zonas rurales.

Higiene y cuidados. Crema de protección solar.

Dinero y tarjetas de crédito. Dinares jordanos(moneda local) y tarjetas de crédito (Visa, MasterCard, American Express o Dinners Club).

Aparatos eléctricos. Adaptador, cargador de móvil, pilas recargables, cámara de fotos y de vídeo.

Época del año recomendada.

El verano es la mejor época para visitar Jordania. Las estaciones más agradables para viajar a este país es la primavera y el otoño.

Aduana y Documentación. Para acceder al país hace falta el pasaporte con una vigencia mínima de seis meses y el visado que puede obtenerse en la embajada de Jordania en España o en el aeropuerto internacional Reina Alía de Ammán. El Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda informarse de la situación del país antes de viajar, ya que Jordania está considerado un territorio conflictivo.

Requisitos sanitarios. El MAE califica la sanidad de Jordania como buena. Asimismo, añade que los medicamentos y las farmacias son accesibles y de buena calidad. Sin embargo, aconseja para su tranquilidad viajar con un seguro privado que incluya servicio médico y de repatriación. También recomienda beber el agua embotellada.

Tasas e Impuestos. Existe una tasa en el aeropuerto.

Teléfono móvil. Las empresas de telefonía española tienen acuerdos de roaming con las tres operadoras del país: FastLink, Mobilecom y Umniah. Apague el teléfono antes de salir de España y cuando llegue a Jordania enciéndalo y automáticamente se conectará a una de las operadoras del país.

Forma de conducir. Jordania cuenta con una buena red de carreteras señalizadas en inglés y árabe. Si va a alquilar un vehículo en Jordania durante su estancia sólo necesitará el permiso de conducir y un seguro de accidentes. En este país asiático se conduce por la derecha.

Convertidor de divisas

strong>Direcciones útiles

Embajada de Jordania en España

Martínez Campos, 41

28010 Madrid (España)

Tel.: 913 191 100

Fax: 913 082 536

Embajada de España en Jordania

Zaharan Str. Jabal, 454

11118 Ammán (Jordania)

Tel.: (+962) 6 461 41 66

Fax: (+962) 6 461 41 73

Oficina de turismo

Alberto Aguilera, 5 - 1º Derecha

28015 Madrid (España)

Tel.: 914 475 087

Avda. Diagonal, 339 Bis, Ent. 4ª

08037 Barcelona (España)

Tel.: 932 073 232

Más información en www.sp.visitjordan.com.

Los Paisajes

Los paisajes de Jordania más bellos se descubren al recorrer la famosa «ruta de los Reyes» que une Amman y Aqaba (via Petra), sobre el mar Rojo (324 kilómetros). Por esta ruta bíblica, que atraviesa los antiguos reinos de Transjordania de Ammon, de Moab y de Edom, también transitaron los Hebreos del Éxodo y las caravanas venidas de Yemen, que iban hacia el Mediterráneo y el Levante. Un decorado vertiginoso, mineral y caótico.

  • Montañas y valles
  • El golfo de Aqaba
  • El desierto de Wadi Rum
  • El Mar Muerto

Cultura

Jordania cuenta con auténticos tesoros antiguos. Por todas partes pueden observarse ruinas de civilizaciones desaparecidas pero cuya historia perdura gracias a los vestigios y a la cultura milenaria transmitida de generación en generación. Los tres museos de Amán conservan estas riquezas y te permitirán formarte una idea de la cultura jordana. En las iglesias, sé observador y contempla los numerosos mosaicos. En Madaba, «la ciudad de los mosaicos», tendrás la oportunidad de admirar un mapa en mosaico de Jerusalén y Tierra Santa que data del siglo VI y representa los valles, ciudades y pueblos de la región y hasta el delta del Nilo. La asombrosa precisión y envergadura de esta obra no te dejarán indiferente; para realizarla se requirieron más de 2 millones de piedras de colores. Si no temes adentrarte en el corazón de uno de los desiertos más áridos del mundo, el itinerario «castillos del desierto» está hecho para ti. Allí descubrirás espléndidos palacios decorados con frescos y mosaicos en los que vivían rodeados de lujo los soberanos del siglo VIII.

  • Los museos de Ammán
  • Los mosaicos bizantinos
  • Qusayr'Amra
  • Qusayr'el Jaraneh
  • Qusayr'el Mushatta
  • Los castillos del desierto

Monumentos

Jordania se presenta como el país ideal para los amantes de la arqueología y los vestigios del pasado. En primer lugar, visita Petra, el lugar turístico de más renombre del país. Allí descubrirás un yacimiento grandioso con una arquitectura única. El monumento más célebre de Petra es el Tesoro (o Khazné en árabe). Se trata de un templo de 40 metros de altura que data del siglo I d. C. Debe su nombre el tesoro que se creía que contenía, el tesoro del faraón. Tallado en un inmenso acantilado de arenisca rosada, es un monumento verdaderamente impresionante. Al cruzar el desierto, también podrás admirar los castillos conocidos precisamente como los «castillos del desierto», en su mayoría erigidos en el siglo VIII d. C. Amán, Madaba, el monte Nebo o Kerak son otros lugares excepcionales entre las muchas maravillas de Jordania.

  • Pétra
  • El castillo de Iraq el Amir
  • El castillo de Shobak
  • El monte Nebo
  • Kérak