logo nyala tours
info@nyalatours.com

Situación Geográfica

Japón se extiende desde Sajalín a Taiwán y se compone de cuatro islas principales y más de 3.000 islotes, que tendrás la oportunidad de visitar a la hora de viajar al continente asiático. Las zonas montañosas ocupan tres cuartas partes del territorio, las islas están atravesadas por distintas cadenas volcánicas y algunos volcanes están aún activos. Japón es un país de contrastes extremos que se ha logrado adaptarse al mundo occidental y a su expansión económica, respetando a la vez su pasado y su cultura oriental.

Historia

Hacia el año 300, formación del primer Estado, el "reino del Yamato".
Siglo VI, introducción del budismo proveniente de China.
1542, llegada de los misioneros y mercaderes europeos, que fueron eliminados medio siglo más tarde.
1584, unificación del país.
1603-1868, nueva organización política y social, que lleva a un estancamiento económico. Aparición de una clase comerciante y disminución del poder de los señores feudales.
1853-1856, apertura comercial de Japón a Occidente como consecuencia de los acuerdos firmados con E.E.U.U.
1868-1912, era Meiji, instalación del emperador Mutsushito en Tokio y unificación definitiva del país, con una política exterior agresiva.
1894-1895, guerra y victoria contra China, que pierde Formosa.
1904-1905, guerra y victoria contra Rusia: Japón obtiene una renta sobre Manchuria y la libertad de acción en Corea, que se anexiona en 1910.
1923, un terremoto causa 140.000 muertos en Tokio y destruye la ciudad.
1931-1941, aumento del poder de la extrema derecha, ocupación de Manchuria y nueva guerra contra China.
1941-1945, Japón forma parte de la alianza tripartita con Alemania e Italia y ataca Pearl Harbor. Capitulación en agosto de 1945, después de los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki.
1947, instauración de un régimen democrático con mantenimiento del Imperio.
1951, tratado de paz con los EEUU.
1978, tratado de paz con China.
1989, muerte del emperador Hirohito y sucesión de su hijo Akihito.
1995, un terremoto provoca más de 5.000 víctimas mortales en Kobe.
1997-1998, crisis económica en el sudeste asiático que repercute en Japón con una importante recesión y numerosas quiebras.
Abril de 2001: Junichiro Koizumi se convierte en primer ministro.

Tradiciones

Japón es un país muy occidentalizado y ha abandonado la mayor parte de los ritos de la vida diaria. Sin embargo, ciertas tradiciones perduran y convendrá que las respetes si quieres que los autóctonos te miren con buenos ojos. Al entrar a los templos o a las casas, lo habitual es descalzarse. Suele haber zapatillas disponibles en la entrada. Si no fuera el caso, entra en calcetines. Durante las comidas en las tradicionales mesas bajas, las mujeres permanecen sentadas sobre sus talones. Las que utilicen vestido o falda pueden, sin embargo, doblar las piernas a un lado. Los hombres se sientan con las piernas cruzadas. No se toca la comida en un plato común con tus propios palillos sin tomarla después. Además, los palillos deben colocarse siempre de manera horizontal (colocarlos verticalmente en los alimentos es una práctica reservada a los ritos funerarios). Por último, no te sorprendas si ves a los japoneses llevando mascarilla por la calle. Se trata de una cuestión de higiene.

Gastronomía

La cocina japonesa, actualmente muy conocida en Europa, es de un gusto muy refinado, sin grasas y a base de verduras y pescado fresco.
Las especialidades son el teriyaki (ternera, pollo o pescado marinados en una placa eléctrica), el tempura (fritura de marisco y verduras), el sukiyaki (lonchas finas de ternera cocidas en soja) y, sobre todo, el sushi (pescado crudo en bolas de arroz, con un poco de vinagre) y el sashimi (láminas de pescado crudo, realzadas con salsa de soja y mostaza de rábano picante). En lo que se refiere a postres, podrás probar el oribenishiki (pastel de arroz con castañas y mermeladas de habas), el yakiimo, (pastel de batata con canela) y también el chofu (pastel de arroz dulce).

El desayuno es una comida salada, con frecuencia compuesta de gérmenes de soja, arroz, sopa, tortilla y pescado asado, a lo que se añade a veces un guiso. En general, los japoneses dan gran importancia a las estaciones y adaptan su nutrición en función de éstas. Así pues, prefieren comer caliente en invierno y comida fresca para el verano. 

En cuanto a la comida rápida, encontrarás a menudo el "bento", una especie de almuerzo servido en caja de plástico o de cartón fino, que se compone de distintos manjares: tortilla, pescado, arroz, verduras... Se puede comprar en las estaciones y en los barrios financieros, principalmente. Algunos restaurantes también lo venden pero lo presentan en cajas diferentes.
Por último, las bebidas locales son el té, el saké (vino de arroz) y el shochu (especie de aguardiente).

Artesanía

Entre los objetos de artesanía japonesa encontraremos kimonos, perlas, objetos lacados o de bambú, estampas y objetos de arte sintoísta o budista. Hay gran variedad de material audiovisual y electrónico. No se suele regatear. Horario de las tiendas: de 10:00 a 19:00.

Información Práctica

Introducción. Si hay algo que pueda definir a Japón es, quizá, un “breve” poema de Haiku (Haikai), esa composición poética que consta tan sólo de 17 sílabas repartidas en tres versos de 5, 7 y 5 sílabas, respectivamente. Poemas concisos, fugaces, pequeños y delicados. En Japón la grandeza se encuentra en la extrema meticulosidad y en las cosas sencillas. En las miniaturas y en la simplicidad de las formas. Son éstos los elementos que mejor definen su esplendor.

Documentación. Pasaporte con una vigencia mínima de seis meses, carné internacional de conducir y seguro médico para viajes.

Idioma. El idioma oficial es el japonés.

Ropa.

Octubre- Marzo. Guantes, bufanda, abrigo y jersey.

Abril-Mayo. Prendas de entretiempo, chubasquero y paraguas.

Junio- Septiembre. Gafas de sol, chubasquero, paraguas y calzado cómodo.

Medicamentos. Antihistamínicos si tiene algún tipo de alergia, analgésicos, medicamentos para problemas estomacales, antisépticos y píldora anticonceptiva (sólo se vende con receta médica).

Higiene y cuidados. Crema de protección solar para antes y después de tomar el sol, repelente antimosquitos y protectores labiales.

Dinero y tarjetas de crédito. Yenes (moneda local), euros en m.tálico, tarjetas de crédito internacionales (Visa, MasterCard, American Express y Dinners Club).

Aparatos eléctricos. Adaptador de enchufe, cargador de móvil, pilas recargables, cámara de fotos y videocámara.

Época del año recomendada. La primavera es una de las épocas más bonitas para visitar el país ya que es el tiempo en que florecen numerosos árboles. El otoño es, sin duda, otra de las mejores épocas para viajar a Japón. Las temperaturas son agradables y frescas además de ser el tiempo en el que los cielos presentan un azul especial que contrasta con el colorido del paisaje. El verano se caracteriza por las lluvias.

Aduana y Documentación. Para viajar a Japón hace falta el pasaporte con una vigencia mínima de seis meses. El visado es necesario si su estancia va a superar los 90 días.

Requisitos sanitarios. El Ministerio de Asuntos Exteriores califica la sanidad japonesa como óptima. Sin embargo, recomienda no consumir alimentos crudos en verano. Por ello, se recomienda llevar un seguro de viaje que incluya atención médica y repatriación. En caso de estar tomando anticonceptivo, es conveniente viajar provisto del medicamento por ser difícil de conseguir en el país.

Tasas e Impuestos. Las tasas de los principales aeropuertos japoneses están incluidas en los billetes.

Teléfono móvil. En Japón la telefonía móvil utiliza el sistema PDC (Personal Digital Cellular System), que no es compatible con el sistema GSM. Por eso, si va a viajar a este país asiático tendrá que alquilar teléfonos de NTT.

Forma de conducir. Si va a alquilar un vehículo durante su estancia en Japón, recuerde que se conduce por la izquierda.

Convertidor de divisas

Direcciones útiles

Embajada de Japón en España

Serrano, 109. 28006 Madrid (España)

Tel.: 915 907 600; Fax: 915 901 321

Embajada de España en Japón

1-3-29, Roppongi, Minato-ku. 106. 0032 Tokio (Japón)

Tel.: (+81) 3 35 838 531. Fax: (+81) 3 35 828 627

Oficina de turismo

No hay oficina de turismo de Japón en España. Para más información consulte sus páginas www.jnto.go.jp y www.es.emb-japan.go.jp

Los Paisajes

En Japón, pese a que los inmensos rascacielos constituyen el panorama principal de las grandes metrópolis, la naturaleza y los magníficos paisajes no están lejos, tal y como demuestra el monte Fuji que se puede observar entre los inmuebles de Tokio. Este volcán mítico para los japoneses es objeto de un culto sagrado. En la novela de Amélie Nothomb Ni de Eva ni de Adán, la escritora explica que cuando lo asciendes te haces japonés. Es una ascensión que requiere una buena preparación física, por algo un proverbio japonés dice que: «El que asciende el monte Fuji una vez es un sabio, el que lo hace dos veces es un loco». Sin embargo, es una experiencia inolvidable que no te arrepentirás de haber vivido. Si te gustan los paseos más tranquilos, tampoco tendrás problema. Simplemente tienes que ir al campo japonés para admirar una exuberante vegetación y arrozales hasta donde alcanza la vista. No dudes en acercarte a los habitantes, los japoneses tienen un auténtico sentido de la hospitalidad, y te quedarás con un recuerdo inolvidable de este pueblo.

  • El monte Fuji
  • El parque nacional de Daisetsuzan
  • TOKIO- Los paísajes urbanos

Las Costas

Las costas japonesas están salpicadas de aldeas de montaña, pueblecitos de pescadores, golfos y calas escondidas. Del mar del Japón al mar Interior, estos paisajes contrastados se extienden hasta el infinito y presentan la imagen de otro Japón, auténtico y salvaje, que uno ni se imagina que existe cuando está en Tokio o en Kioto. En la costa este se encuentra la península de Izu con grandes ciudades turísticas (Atami e Ito), bien equipadas en alojamientos así como en baños termales. La península de Noto-Hanto situada al norte de la isla de Honshu presenta unos paisajes salvajes y una vida rural tradicional. En julio y agosto se celebran muchos festivales que no te puedes perder. Las amplias zonas costeras de la región de Tokohu, devastadas por el tsunami del 11 de marzo de 2011, siguen mostrando secuelas de dicho desastre y se reconstruyen lentamente.

  • La península de Noto-Hanto
  • Las islas de Okinawa
    • Las Ciudades

      Japón, país entre tradición y modernidad, también es una tierra de contraste a través de sus ciudades. La metrópolis de Tokio, ciudad representativa del país del sol naciente, tiene nada más y nada menos que 12 millones de habitantes. Esta última disfruta de una tecnología puntera y te fascinará con sus rascacielos, sus inmensos centros comerciales, sus barrios de electrónica, sus famosos museos y discotecas... aunque Tokio también te presentará otra faceta fascinante de Japón, más tradicional y más espiritual, con sus templos, pagodas y jardines zen. Si puedes, visita también Hiroshima, Osaka y el rural japonés.

      • Tokio
      • Kioto
      • Hiroshima
      • Osaka
      • Nara
      • Fauna y Flora

        Japón es un país en el que la fauna y la flora son extremadamente ricas y diversificadas. Este increíble ecosistema debido a unas condiciones climáticas y geográficas propicias para su desarrollo también refleja el respeto y el civismo de los japoneses para con el medio ambiente. La diversidad de los micro climas hace que la flora japonesa sea muy variada y tenga numerosos bosques (de bambú, por ejemplo), ciruelos blancos y rojos, cerezos y flores de loto. En lo que respecta a la fauna, en Japón encontramos focas, morsas, monos de las nieves, antílopes, tanukis, gamos comunes y tokis (ibis crestado), uno de los símbolos de Japón. Desafortunadamente, estas especies están hoy día en vías de extinción.

        • Los bosques
        • La fauna
        • Cultura

          La cultura japonesa, compleja y muy alejada de la nuestra, nos fascina por su diversidad. Las artes tradicionales japonesas, como el ikebana (arreglo floral) o la ceremonia del té, son mucho más que simples formalidades. Transmiten valores espirituales que encarnan la belleza, la elegancia y la espiritualidad. La práctica de un arte en el país del sol naciente es la auténtica transmisión de una filosofía de vida. El arte de la cerámica y la porcelana, así como la pintura, tienen un renombre por su belleza refinada. De hecho, el arte japonés se caracteriza por su delicadeza y su gusto por los detalles. En Japón encontrarás muchos museos y galerías de arte en los que podrás admirar las obras de los artistas locales. También tienes la posibilidad de iniciarte en estas prácticas tan extendidas. ¡Todo un universo estético ante tus ojos!

          • El teatro, la pintura y la arquitectura
          • El ikebana
          • Las Tradiciones

            Las tradiciones japonesas se transmiten desde hace años de generación en generación. La cultura japonesa se diferencia claramente de las otras culturas asiáticas y es realmente única. Por ejemplo, los jardines japoneses son el reflejo de una visión y un arreglo particulares de la naturaleza, y representan un lugar de contraste con la realidad en el que los japoneses vienen a relajarse y olvidarse de los problemas del día a día. Las geishas son unas figuras tradicionales que, en cierto modo, son representantes de las artes japonesas. La imagen que uno suele tener de estas artistas en toda regla suele ser errónea. Esta profesión que se remonta al siglo XVII está ahora en decadencia.

            • Los jardines japoneses
            • Las geishas
            • El sumo
            • Los Templos

              Los templos abundan en Japón. Son lugares históricos y espirituales que no te puedes perder. Un gran número de ellos se construyeron hace cerca de un millar de años y te harán descubrir una cultura y una sabiduría inesperadas, a años luz de nuestro espíritu occidental. El budismo coexiste en Japón con el sintoísmo, antigua religión indígena centrada en el culto de los ancestros y la armonía con la naturaleza. Los templos y sus budas constituyen auténticas obras de arte, como los magníficos jardines japoneses que los rodean. Son lugares armoniosos, perfectos para dedicarse a la meditación y a la contemplación, o simplemente para relajarse en un lugar tranquilo y apacible.

              • Sensô-Ji
              • Meij
              • KYOTO
              • KYOTO- Kinkakuji
              • KYOTO- Kyomizudera
              • NARA- Todaiji
              • KYOTO- Kennin Ji
              • KYOTO- Rokuon Ji
              • KYOTO- Fushimi Inari Taisha
              • Los Monumentos

                Para entender bien la diferencia entre Occidente y Japón, el país del sol naciente, es necesario pasear por el bullicioso barrio de Shinjuku. Calles tapizadas de neones y tiendas con abigarrados letreros, boutiques de lujo, bares y restaurantes coexisten con los rascacielos del barrio de negocios y el Ayuntamiento de Tokio. Este último, diseñado por el arquitecto Kenzo Tange, ofrece unas impresionantes vistas de la ciudad desde sus dos plataformas de observación. La caótica urbanización de las grandes metrópolis japonesas no se mantiene separada de las construcciones tradicionales. El Palacio del Emperador, en Tokio, es uno de estos misterios. El común de los mortales sólo puede acceder a los jardines y a los fosos. El visitante tendrá que contentarse con el Puente Nijubashi, de inspiración prusiana, y algún resto del Palacio de Edo. En Kioto, la visita al Castillo Nijo es imprescindible debido a su interés histórico, sus jardines y su «canto del ruiseñor».

                • TOKYO-Shinjuku
                • TOKYO- El Ayuntamiento
                • Tokyo- La Torrede Tokyo
                • TOKYO- El palacio Imperial