logo nyala tours
info@nyalatours.com

Situación Geográfica

Argentina es el segundo país de América del Sur por su extensión, con casi 3,8 millones de kilómetros cuadrados, de los que 2,8 están en el continente y el resto en el sector antártico. El Aconcagua, el pico más alto de América con sus 6.959 metros de altura, preside Los Andes, la frontera natural con Chile. Las tierras bajas argentinas, al este de los Andes, pueden ser divididas en tres regiones principales: las Llanuras Septentrionales, las Pampas y la Patagonia. En la región del norte se encuentra el Chaco, una vasta llanura atravesada por ríos de curso lento. Toda ella está cubierta de praderas y arbustos. En el noroeste se haya un área conocida como la Mesopotamia Argentina, entre los ríos Paraná y Uruguay, donde se encuentran las provincias de Corrientes y Entre Ríos. En la provincia de Misiones tiene lugar uno de los espectáculos más soberbios de Suramérica, las Cataratas de Iguazú, que Argentina comparte con Brasil. Las Pampas son fértiles praderas llenas de llanuras arenosas surcadas por los ríos Paraná y Uruguay.

En la costa de la provincia de Buenos Aires se extienden las playas y lugares de veraneo como Mar del Plata y Necochea, muy visitados por los porteños los habitantes de la capital en enero y febrero, los meses más cálidos. Al sur del río Colorado, las Pampas ceden el sitio a la Patagonia, región áspera y llana. Allí se encuentran las provincias de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz. Está llena de lagos y se encuentra escasamente poblada por lo que constituye una de las zonas más remotas y solitarias del mundo. En este lugar se haya el glaciar más grande de la tierra, el Perito Moreno. La Patagonia argentina está separada de la Patagonia chilena por Los Andes.

El clima se presenta frío y seco en toda la región. La Tierra del Fuego se encuentra en el extremo sur del país y constituye uno de los puntos más deshabitados del planeta. Comprende una gran isla conocida como Isla Grande, que comparte con Chile, y otras islas de menor tamaño. La región se caracteriza por sus llanuras desiertas, sus cerros ondulantes y sus bosques y montañas andinas.

História

El 25 de mayo de 1810 es depuesto el último virrey debido a la llegada de la Junta Revolucionaria. Es entonces cuando se proclamaron las Provincias Unidas del Río de la Plata y se crea la bandera. La Independencia es proclamada oficialmente en 1816. A partir de 1878 y por motivos económicos, el exterminio de los indios toma su peor cariz de la mano del general Roca que acabó con las tribus que poblaban la Pampa y la Patagonia. Son las conocidas como Guerras Indias. Yrigoyen fue el primer argentino elegido presidente por votación popular. En 1946, también por votación popular, llega al poder Juan Domingo Perón. Su presidencia y posterior dictadura han sido las más polémicas en la historia de Argentina. En 1955 Perón es derrocado por el ejército. La dictadura duraría hasta 1966 cuando, tras unas nuevas elecciones democráticas, Perón es reelegido. En 1973 es sustituido democráticamente por Héctor Cámpora. A partir de entonces se han sucedido los gobiernos democráticos y los dictatoriales como el del polémico Roberto Viola (1981 – 84). Tras él, el poder sería devuelto a los civiles. Esto no trajo la paz a los argentinos que han visto como las frecuentes crisis económicas y políticas hundían a un país rico en recursos. La dictadura del general Galtieri fue de las más cruentas, con los miles de desaparecidos que provocaron que movimientos como el de las Madres de la Plaza de Mayo se mantengan aún hoy en día. Las primeras elecciones democráticas llevaron a Raúl Alfonsín a la presidencia; más tarde, a Carlos Menem. En 1999, Fernando de la Rúa asume la presidencia. Después de escándalos y más crisis, llegaría Néstor Kirchner en 2003 a la presidencia. Cuatro años después, tras ser elegida en las siguientes elecciones presidenciales, le sucederá en el cargo su esposa, Cristina Fernández de Kirchner.

Tradiciones y costumbres

La población actual de Argentina es de unos 40 millones de habitantes, de los cuales 15 millones residen en la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires. El 95% de los argentinos son de raza blanca, el país con mayor porcentaje de población blanca entre las naciones hispanoamericanas, descendientes principalmente de italianos y españoles. Con la llegada de la masiva inmigración europea, el mestizo cruce entre blanco e indio se fue diluyendo poco a poco y hoy sólo supone el 4,5% de la población. El mestizaje con indígenas ha sido mínimo. Las poblaciones indígenas puras como mapuches, collas, tobas, matacos y chiriguanos representan el 0,5% de los habitantes. La melancolía se iza como insignia inseparable, innata y consustancial al pueblo argentino, como elemento autóctono y diferenciador, como fuente de inspiración de románticas melodías. Los bonaerenses son gentes educadas, amantes de lo sentimental y del sentimiento, de la tranquilidad y del sosiego. Y, aunque apenas mantienen un firme hilo de unión con el resto de Iberoamérica, quizás sea este modo apaciguado y calmoso lo que más les asemeja a sus vecinos. Los argentinos están dotados de una cierta psicología innata e inteligencia natural que tienen su más vivo reflejo en el jinete gaucho de la Pampa. Su individualismo, entendido como el más puro culto a la libertad y al mito del hombre sin dueño, le arrastra a una amistad sincera y a un total autodominio. La sobriedad de su saber estar y hacer, le confiere la fortaleza necesaria para encarar la dureza del llano y las inclemencias del tiempo. Los gauchos son hombres sinceros, lacónicos, discretos y, por todo ello, profundamente admirados. Las tradiciones argentinas son muy ricas y variadas. En cada una de las provincias podrá admirar y aprender algo diferente, su folklore, su música, su artesanía, y sus leyendas, cultos y costumbres le harán pensar que ha visitado muchos países distintos en lugar de uno sólo, ese es el secreto de este apasionante país. Una vivienda típica argentina es la estancia. Se trata de establecimientos agro-ganaderos cuyo casco o residencia principal, generalmente mansiones del siglo pasado, han sido adaptadas para recibir huéspedes. Abarcan grandes extensiones de tierra donde el ganado pasta libremente y los sembrados aprovechan las excepcionales condiciones de la tierra. Las estancias pueden estar ubicadas en la Pampa, en la Patagonia, o en otras zonas del país, pero todas tienen la particularidad de que además de ofrecer un confortable alojamiento, permiten participar al visitante en las actividades típicas del campo argentino. En todo el país podrá disfrutar de las costumbres y tradiciones, la música y la danza que le contarán muchas cosas de la historia cultural de Argentina. En muchas poblaciones hay festivales folclóricos, no deje de asistir a ellos puesto que es una de las mejores formas de conocer la idiosincrasia de cada región. Las poblaciones indígenas que se encuentran en sus territorios, reservas o conviviendo con el resto de la población pueden contarle muchas cosas del pasado. En la capital, el carácter festivo y acogedor de los bonaerenses integra al visitante desde el primer día, en un país en el que culturas y caracteres chocan frontalmente, consiguiendo, aún así, una perfecta integración y armonía. Buenos Aires, foco de inmigración en los años '20, encierra en su seno el sentimiento y el alma más europeos. De un lado, el talante conquistador, mujeriego y locuaz del italiano; de otro, la sofisticación y la elegancia del hombre francés, todo ello sazonado con el más puro apasionamiento español. Piensen si no en el tango, un auténtico caudal de elegancia, pasión y conquista. He aquí que en este baile, en sus pasos y en su mirar, se refleja todo un pueblo. De la naturaleza ilimitada a la ciudad cosmopolita, de la admiración personal al prestigio motorizado que supone para el bonaerense un buen coche. Del ejercicio del lazo, al ejercicio técnico de una arquitectura e ingeniería ahora en boga. Todo esto es Buenos Aires, todo esto es Argentina, una explosión de urbe y naturaleza en perfecta armonía. Como recomendación final invitamos al visitante a disfrutar de la cordialidad de los argentinos, a dejarse llevar por su charla y a encontrar en cualquiera de ellos, al mejor anfitrión. En cuanto a la religión en Argentina existe total libertad de culto, aunque la religión oficial es la católica, que se practica en un 80%, la protestante en un 3% y otras religiones en un 4%, que incluyen el judaísmo, el islamismo, la religión ortodoxa griega, la ortodoxa rusa. Un 20% de los argentinos se declaran ateos o agnósticos.

Gastronomía

Restaurantes vegetarianos de buffet libre exponen infinidad de pastas y vegetales de distintos tipos. Las pizzas argentinas son algo tan sabroso que no lo podrá creer, las pizzas y la pasta fueron especialidades importadas por los inmigrantes italianos. De los españoles se conservan el pulpo a la gallega y los arroces. Para un tentempié le recomendamos los sándwiches de miga rellenos.

La carne argentina es el ingrediente más importante en la dieta local y goza de un reconocido prestigio mundial. Cientos de restaurantes típicos y parrillas ofrecen suaves y sabrosas carnes asadas, asados de tira, bifes de chorizo, y es que no se puede olvidar que la preparación del asado es parte integrante y esencial del ceremonial de la cultura ganadera de la Pampa.

El asado argentino es el alimento fundamental de la región pampeana por su gran número de reses, la selección de pastos y la mejora de las razas. Antiguamente las reses se asaban enteras en un rito que podía durar dos días. Sobrevive el asado con cuero con enterramiento de una ternera dividida en trozos en una zanja encendida durante algunas horas. Con el cuero apoyado en la tierra, se cubre la carne con chapa de cinc y encima se colocan las brasas que se mantienen vivas unas horas más. Otros sistemas son el asado a la cruz o a la reja, típico del campo, y a la parrilla. En cualquier caso el secreto de un buen asado está en el corte de la carne y la sabia administración del fuego. El corte vacuno es importante, asado de tira o costillar entero, vacío, cuadril, matambre, y las achuras chinchulines, mollejas, tripa gorda, criadillas, ubre. Achuras, morcillas y chorizos parrilleros suelen servirse como entradas. La carne se come sola o aderezada con diversas salsas, como el chimichurri.

Podrá degustar comidas alemanas en Villa General Belgrano y embutidos y quesos de Friuli en la colonia agrícola de Caroya en Córdoba. En muchos hogares argentinos en las cocinas de las casas, si son amplias, hay una gran mesa de madera en el centro para amasar tanto la base de las pizzas, como el pan artesano e incluso la masa de la pasta. En los jardines casi siempre hay un horno de barro o piedra donde se hacen multitud de platos.

En Misiones y Formosa se guisa el locro norteño con carne, maíz, zapallo calabaza y mandioca; el beyú o torta frita de almidón de mandioca de los guaraníes que se consume con leche, sal y queso; el chipá, torta con los mismos ingredientes y huevo; y la sopa paraguaya a base de pan de harina de maíz blanco con queso, cebolla y especias. La cocina regional es algo picante pero exquisita, con ingredientes como el choclo o maíz tierno, los ajíes, pimientos pequeños y el charqui de vaca, cordero o cerdo desgrasado y secado al sol. Cuando se prepara con sal se llama tasajo. No se pierda los quesos del valle inferior del río Chubut.

En la Patagonia andina sobresalen los patés y ahumados, carnes de ciervo o jabalí, truchas, salmones de criadero y mariscos. En los restaurantes de Ushuaia, al sur de Argentina, podrá saborear el famoso cordero y las centollas de los mares de Tierra del Fuego.

Información Práctica

Aduana y Documentación. Si su estancia no supera los 90 días, sólo necesita pasaporte para viajar a Argentina.

Equipo del viajero. Lleve ropa de algodón y de abrigo, calzado cómodo, chubasquero, gafas de sol, sombrero, bañador, protector solar y repelente. No olvide llevar un botiquín, el pasaporte, carné de conducir y un seguro de asistencia médica y repatriación.

Diferencia Horaria. entre 4 y 5 horas.

Clima. El verano argentino, que transcurre de diciembre a marzo, con temperaturas suaves y días largos, es la estación más favorable en la Patagonia y los Andes meridionales. En invierno (de junio a septiembre) es recomendable viajar por el norte y noroeste, pues las lluvias son menos frecuentes y las temperaturas tropicales descienden algunos grados. Buenos Aires, Cuyo y el norte es aconsejable visitarlos en otoño y primavera.

Moneda y Tarjetas de Crédito. La moneda oficial es el Peso Argentino, que equivale a 100 centavos. Existen monedas de 1, 5, 10, 25, 50 centavos y de 1 peso y billetes de 1, 2, 5, 10, 20, 50 y 100 pesos. Es aconsejable viajar con dólares norteamericanos, la divisa más común y frecuente. Los cambios se pueden realizar en las numerosas casas de cambio, bancos, hoteles, agencias de viaje y en la calle.

Convertidor de divisas

Direcciones útiles

Asistencia médica. El Ministerio de Asuntos Exteriores considera que en Nairobi, la sanidad es relativamente buena. La ciudad dispone de diversos servicios médicos acostumbrados a tratar con extranjeros. Para cualquier urgencia, el turista puede acudir a los dos hospitales más importantes: el Nairobi Hospital (junto a Argwings Khodek Road, tel.: 722 160) y el Aga Khan Hospital (Third Parklands Avenue, tel.: 740 000).

Direcciones útiles

Embajada de Argentina en España

Pedro de Valvidia,2128006 Madrid

Tel.: 91 771 05 00

Fax: 91 442 35 59

www.portalargentino.net

Embajada de España en Argentina

Mariscal Ramón Castilla, 2720

1425 Buenos Aires

Tel.: (+54) 11 / 48 02 60 31 / 32

Fax: (+54) 11 /48 05 59 59

consinfe@infovia.com.ar

Oficina de turismo de Argentina en Madrid

Pedro de Valdivia, 21

28006 Madrid

Tel.: 91 771 05 46

Fax: 91 563 56 97

www.portalargentino.net/turismo

www.turismo.gov.ar

Compras. Buenos Aires ofrece al visitante todo un paraíso de variedad, calidad y color, una mezcla de modernidad y clasicismo, de tradición y diseño. Manos hábiles pierden sus dedos más finos entre barro, mimbre y madera. Las innumerables piezas de cestería, alfarería y tallas de madera constituyen todo un canto a la artesanía guaraní. Artesanos de gran sensibilidad dan forma a la materia bruta. Cerámicas, máscaras tejidos de fibra vegetal y tallas de palo santo pueden adquirirse en el mercado artesanal del Parque Paraguayo de Posadas, en el Barrio Toba y en casas de artículos regionales de Resistencia.

Piedras semipreciosas como ágatas, cuarzos, amatistas y geodas en Wanda. Alfombras y tapices tejidos concienzudamente en telares tradicionales, desbordan los escaparates de fantasía y color. En Catamarca y La Rioja encontrará muchos de estos textiles, no se olvide de las telas mendocinas con diseños huarpes o araucanos, encaje tejido fino de hilo en Tucumán, además de ponchos de lana de oveja, llama y tejidos de lana de alpaca o vicuña. La famosa Rosa del Inca, la piedra nacional argentina, la encontrará en Catamarca; la orfebrería podrá encontrarla en Cafayate, San Salvador de Jujuy, La Quiaca y algunos pueblos de la Quebrada de Humahuaca; mates de plata en San Francisco del Monte Oro y en La Rioja. Cerámica negra en Cafayete y roja en San Lorenzo. Podrá comparar artesanía de madera como las tallas de palo santo y de cardón en Jujuy. Cueros trenzados y aperos para el ganado en Valle Fértil, San Juan. En San Luís, objetos de ónix verde, cestería con fibras vegetales. Instrumentos indígenas en Tucumán, Jujuy y Santiago del Estero. Buenos vinos en las regiones de los viñedos, Mendoza, La Rioja, San Juan y San Luís.

En Neuquén, Río Negro y Chubut encontrará artesanía mapuche en orfebrería, instrumentos musicales y tejidos de lana de oveja. Velas, cuadros artesanales de flores y hojas naturales, y tallas en lenga de Ushuaia. En la Patagonia atlántica podrá adquirir conchas y caracoles marinos. Cuchillos gauchos facones, en plata o alpaca y lazos y ornamentos para caballos en cuero trenzado los encontrará en toda la Pampa.

Habilidosos hombres trabajan el cuero de generación en generación según la vieja usanza; botas al más puro estilo de la Pampa, chaquetas de original diseño y todo tipo de artículos de este material, inundan las tiendas de la capital.

 

Los Paisajes

El país más austral del mundo presenta una increible variedad de paisajes, tanto al norte como al sur.

  • Las cataratas de Iguazú
  • El glaciar Perito Moreno
  • La Sierra de Cordoba
  • La Pampa
  • Las mesetas de la Patagonia y la región de los lagos andinos
  • Las Costas

    La costa argentina se divide en dos regiones. La «Costa atlántica», al sur de Buenos Aires, es una región muy turística. Es la «Costa Azul» de Argentina. En ella encontramos extensas playas, inmensas dunas y bosques de coníferas. La ciudad más importante de la costa atlántica es Mar de Plata, un destino ideal si te gusta el ajetreo típico de las ciudades y la multitud. La «Costa sur», en la Patagonia, es una región más salvaje y más fría. Se podría comparar con las costas del norte de España. Las playas de la «Costa sur» alternan entre aguas tibias, incluso frías, y playas de tierra, de arena o de acantilados rocosos. Una de las ciudades más importantes de la «Costa sur» es Bahía Blanca.

    • Mar del Plata

Fauna y Flora

Argentina tiene un relieve y un clima muy variados. La vegetación y las especies animales se han adaptado y desarrollado en función de las diversidades climáticas. Cada región posee su fauna y su flora. En el bosque de las Misiones, la vegetación de tipo tropical se compone de árboles como palmeras, palo de rosa, guayacán y el quebracho colorado (de donde se extrae el tanino). En Tierra de fuego y en la parte oriental de los Andes, encontramos magníficos bosques de coníferas (pinos, cipreses, cedros). En la Pampa, los árboles escasean más, aunque los argentinos han intentado importar especies resistentes a la sequía, como el eucalipto, el sicomoro y la acacia. En la Patagonia, solo los matorrales y varias gramíneas resisten la dureza del clima. En el norte, la fauna es variada y abundante. Entre los mamíferos que viven en esta región, encontramos diversas especies de monos, jaguares, pumas, ocelotes, osos hormigueros, tapires, pecaríes y mapaches boreales. El flamenco, el colibrí y el loro también están presentes. La Pampa está poblada de armadillos, zorros, martas, gatos salvajes, liebres, ciervos, ñandúes o avestruces americanos, halcones, garzas y chorlitos. Algunos de estos animales también viven en la Patagonia. Las regiones frías de los Andes están pobladas con llamas, guanacos, vicuñas, alpacas y cóndores. En las aguas costeras, en los lagos y en los cursos de agua habitan muchos peces.

  • La fauna marina de la Patagonia
  • El Parque Nacional de Iguazú
  • La fauna de la Pampa
  • Cultura

    La cultura argentina es testigo del carácter cosmopolita del país. La población tienes unos orígenes muy diferentes. La influencia de la cultura europea está muy presente en Argentina, especialmente debido a que la población argentina se compone en un origen sobre todo de inmigrantes españoles e italianos. La cultura local también se impregnó de influencias africanas en lo que se refiere al ámbito de las artes y la música. Argentina es fundamentalmente conocida por el tango. Esta danza, nacida a mediados del siglo XIX en los suburbios de Buenos Aires, tiene su origen en la comunidad negra procedente de la esclavitud que representaba entonces una gran parte de la población. A continuación, en los años 20 y 30, el tango se combinó con las danzas europeas antes de seducir a la burguesía occidental y de pasar de la calle a los salones. La danza sensual del tango representa tanto la diversidad como la seducción, dos tradiciones de Argentina. De hecho, los europeos suelen recordar las mujeres hermosas y los hombres atrevidos. El Gaucho, un vaquero argentino, nómada durante mucho tiempo y errante en La Pampa, es uno de los elementos que constituyen la cultura argentina. Personaje que representa la libertad y el coraje, en el aspecto romántico, tuvo que adaptarse a la vida moderna y trabaja en la actualidad en los ranchos de La Pampa. En lo que concierne a la cocina, Argentina también tiene sus especialidades. Entre otras, podrás degustar el asado, empanadas, dulce de leche, alfajores, acompañadas de unos excelentes vinos de Mendoza y Cafayate.

    • El tango
    • Los gauchos
    • La literatura argentina

Buenos Aires

Junto al Río de la Plata, se yergue apasionada como el tango, Buenos Aires, la ciudad más elegante de Sudamérica. La Reina del Plata como canta la letra de un tango. Un auténtico mosaico donde conviven las más modernas construcciones con antiguas casonas coloniales, museos, teatros, cafés y music-halls, capaces de empapar de arte, gastronomía, cultura y tango al visitante.

Con más de 13 millones de habitantes (área metropolitana), es la octava urbe más poblada del mundo y una de las más extensas en superficie: sin duda, Buenos Aires es la puerta cosmopolita de Argentina. Pero sobre todo es la ciudad de los porteños, como se conoce a sus ciudadanos. La intensa inmigración Europea, que siempre ha caracterizado a la capital de Argentina, ha ido conformando ese marcado carácter internacional que hoy día se respira por cada poro de su piel. Se escucha gallego y asturiano en la Plaza de Mayo, se siente italiano al paso de La Boca y huele a francés en calles como Alvear y Arroyo.

Buenos Aires, con la mirada puesta en Europa y el cordón umbilical ligado a América, se descubre como una ciudad libre de matices y con una personalidad cambiante. La ciudad cuenta con poco menos de 50 barrios, cerca de 100 cines y 60 salas de teatro, 80 museos, 700 galerías de arte, más de 10 estadios de fútbol, un hipódromo, y numerosas canchas de polo y campos de golf.

Está ciudad ha crecido a partir de barrios dispersos a los que el progreso y la inmigración han ido integrando en un mismo entorno. Los cincuenta barrios porteños cuentan su historia conservando sus características y sus peculiaridades. La capital argentina se presenta al visitante ofreciendo las facetas diversas que configuran los lugares por los que transita. En el centro de la ciudad se concentran los espacios vinculados con la administración pública y las principales entidades bancarias y financieras, y adosados al sector los núcleos culturales de mayor importancia, buena parte de los comercios y los hoteles de categoría.

Centro Histórico. El centro de Buenos Aires es uno de los lugares más vibrantes y rebosantes de historia de toda la ciudad. Ésta es la zona de Buenos Aires donde los edificios sede de los grandes poderes se alojan y por donde las grandes calles comerciales discurren. Así, al tiempo que la nostálgica Plaza de Mayo sacude memorias y la Casa Rosada devuelve a la mente imágenes de los momentos más célebres de la historia reciente de Argentina, la vida se mueve acelerada por sus calles aledañas: La Avenida Corrientes y la Calle Florida. Por ellas fluye la actividad de la ciudad a una velocidad frenética: Mientras los artistas callejeros habituales inundan con su ritmo unas calles a tiempos atestadas, los turistas se confunden entre mareas de ejecutivos acelerados y viandantes porteños.

Plaza de Mayo. Esq. Avda. Rivadavia y Bolívar

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

http://www.madres.org/

Quizás sea éste el lugar más conocido de Buenos Aires; es el más emblemático y, a su vez, el centro neurálgico del poder gubernamental. La plaza, como el resto de la zona histórica, fue diseñada por Juan De Garay y alberga los edificios símbolo de los grandes poderes: la Casa Rosada, la Banca de la Nación Argentina, la Catedral Metropolitana y el Cabildo. Aquí, además, se reúne cada jueves la Asociación de las Madres de la Plaza de Mayo para recordarle a su país y al mundo que aún desconocen el paradero de sus desaparecidos. En el centro, la Pirámide de la Mayo (1811) se erige orgullosa como monumento más antiguo de la ciudad y como recordatorio de aquel primer aniversario de la revolución que acabó por traer la independencia a Argentina.

Cabildo de Buenos Aires y Museo Histórico de la Revolución

Bolívar, 65

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

Horario Museo: De 10.30 a 17.00 h, de martes a viernes; Domingos: de 11.30 a 18.00 h. Sábados y lunes cerrado.

Entrada: Gratuita.

Visitas guiadas: Viernes a las 15 h. y domingo a las 14.00 h., gratuitas y domingos a las 12.30 h. y a las 15.00 h., $3.

Tel.: 11 4342 6729

El Cabildo de Buenos Aires es la sede del ayuntamiento de la capital y la antigua sede de los movimientos de lucha por la independencia. Construido en 1610, fue poco después sometido a una reforma por la que los arcos blancos que caracterizan su fachada en la actualidad se extendieron a lo largo de toda la Plaza de Mayo. Aunque los arcos llegaron a ser once, sólo se pueden apreciar estos días los cinco que se mantuvieron cuando las mejoras de las avenidas circundantes al Cabildo de 1889 hicieron necesaria la demolición del resto. En el interior del edificio, un discreto museo exhibe recuerdos de las invasiones británicas del siglo XIX, pinturas modernas de estilo colonial y de los primeros años de la independencia, y arte religioso de las misiones de los Jesuitas y otras órdenes.

Palacio de Gobierno de Buenos Aires

Bolívar, 1

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

Horario: Visitas guiadas, sábados a las 16.00 h. y a las 17.00 h. y domingos cada hora desde las 11.00 h. a las 17.00 h. Tel.: 11 4323 9489

Éste es uno de los edificios que bordean la histórica Plaza de Mayo, justo enfrente del Cabildo. De marcado estilo francés, con influencia italiana, acorde al diseño de otros edificios de la zona, el edificio merece, al menos, una breve parada.

Casa Rosada

Balcarce, 50

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

http://www.presidencia.gov.ar/

La Casa Rosada es la Casa de Gobierno argentina y alberga las oficinas presidenciales, y no las dependencias de la presidencia como se tiende a pensar (Es, de hecho, en Los Olivos, a las afueras de la capital, donde residen los presidentes electos). La Casa Rosada fue levantada sobre un antiguo fuerte y casas de Virreyes. Aunque la fachada que da a la Plaza de Mayo y desde cuyo balcón Evita se dirigía a su pueblo es la más famosa, es necesario rodear el edificio para ver su entrada principal.

Museo de la Casa Rosada

Hipólito Irigoyen, 219

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

Horario: De 10 a 18 h de lunes a viernes -visitas guiadas de 11.00 a 15.00 h-; domingo, de 14.00 a18.00 h –vistas guiadas a las 16.00 h-. Sábado cerrado.

Entrada: Gratuita

Tel.: 11 4344 3802

http://www.museo.gov.ar

Sólo con cruzar la calle desde la Casa Rosada se accede al Museo de la Casa Rosada en el que se puede hacer un breve recorrido por la historia presidencial argentina. Conviene anotar que sólo están incluidos en la genealogía aquellos que gobernaron hasta hace un mínimo de 30 años, quizá por lo convulso y delicado de la historia reciente del país.

Parque Colón

Av. Paseo Colón

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

En este amplio parque, que se extiende frente a la entrada principal de La Casa Rosada, se encuentra el Monumento a Cristóbal Colón, obra del florentino Arnaldo Zocchi, realizado en mármol.

Museo de la ciudad

Adolfo Alsina, 412

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo) y E (Bolívar).

Horario: De 11 h. a 19 h. de lunes a domingo -festivos incluidos-.

Entrada: General, $1. Lunes y miércoles, gratuita.

Tel.: 11 4331 9855

http://www.museos.buenosaires.gov.ar/ciudad.htm

El Museo de la Ciudad de Buenos Aires hace un fascinante recorrido por su historia, por su arquitectura, por las costumbres de sus habitantes y por sus manifestaciones culturales y artísticas. Viejas fotografías, pinturas, muebles, detalles y artefactos de distinto tipo son las protagonistas de un viaje por el presente y el pasado la ciudad.

Manzana de las luces

Perú, 272

Transporte: Metro, línea E (Bolívar)

Horario: De 11.00 h. a 19.00 h. de lunes a viernes; de 15.00 h. a 19.00 h. sábado y domingo. Visitas guiadas: De lunes a viernes a las 15.00 h.; sábado y domingo 15.00 h., 16.30 h. y 18.00 h. Lunes, visita gratuita a la Procaduría Jesuítica a las 13.00 h.

Entrada: Gratuita. Visitas guiadas, entre $6 y $7

Tel.: 11 4331 9534

Este complejo de edificios históricos al sur de la Plaza de Mayo destaca por haber sido el principal centro de enseñanza de la capital y el punto de referencia religiosa, arquitectónica y cultural de su pasado, sobre todo por la cantidad de instituciones que aglomeraba. Aquí se encuentra la Iglesia de San Ignacio, levantada por los jesuitas que se instalaron en este solar a principios del siglo XVIII, que es la más antigua de la ciudad. Junto a ella, aún se conservan dos de los edificios de la Procaduría Jesuita, y, entorno a ellos, se suceden las instituciones culturales que dieron fama a este lugar: la Universidad de Buenos Aires, el elitista Colegio Nacional de Buenos Aires, la antigua Sala de Representantes y la Biblioteca Pública, entre otros. Tal era la relevancia del enclave que en 1821 inspiró al periódico Argos para bautizarlo como “La Manzana de las Luces” debido a su “riqueza interior” en un momento en que era el centro intelectual de la ciudad. En 1992, se descubrieron en ella túneles defensivos que ahora se pueden visitar.

Museo Etnográfico Juan B. Ambrosetti

Moreno, 350

Transporte: Metro, líneas A (Plaza de Mayo), D (Catedral) y E (Bolívar)

Horario: De 13.00 h. a 19.00 h., de martes a viernes; Sábado y domingo, de 15.00 h. a 19.00 h. Visitas guiadas: Sábado y domingo, a las 16.00 h.

Entrada: Se pide una contribución de $2.

En este museo se exhiben interesantes colecciones arqueológicas y antropológicas, cuyos objetos han sido recopilados a lo largo de Argentina así como de otros puntos de Sudamérica.

Catedral Metropolitana

San Martín, 27

Transporte: Metro, línea D (Catedral) y A (Perú)

Horario: De 8.00 a 19.00 h, de lunes a viernes; de 9.00 a 19.30 h, sábados y domingos. Visitas guiadas: Lunes a viernes 11.30 h, 13.15 h y 15.30 h. Sábados a las 15.30 h y domingos a las 15.30 h (sólo niños)

Entrada: Gratuita

http://www.catedralbuenosaires.org.ar/

Es, de las catedrales de la ciudad, sin duda la más importante. Fue construida sobre una antigua iglesia colonial y no fue acabada hasta 1827. En ella, destacan los bajos relieves de la fachada sobre columnas neoclásicas. En el interior del templo se puede admirar un Cristo de tamaño natural realizado en madera de algarrobo así como el altar mayor, de estilo rococó. Dentro del templo se encuentra la tumba de José de San Martín, héroe de la independencia, quien, aunque murió en Francia, más tarde fue repatriado hasta este lugar. Una antorcha arde a las puertas del templo en su memoria.

Calle Florida y Avenida Corrientes. Se visite Buenos Aires con ánimo de comprar o no, merece la pena dejarse caer por estas dos calles que confluyen una con otra delimitando el confín del centro histórico. Ambas repletas de movimiento y de vida, son muestra del ajetreo con el que los argentinos viven su ciudad. La Calle Florida, la más comercial, merece una visita y la Avenida Corrientes, con sus tiendas de libros, cafés literarios, teatros y pizzerías, es el sitio perfecto para, simplemente, observar y disfrutar de un buen café o compañía.

Palacio de Correos

Sarmiento, 151

Transporte: Metro, línea B (LN Alem)

Entrada: Gratuita, aunque en la actualidad se encuentra cerrado por obras.

Tel.: 11 4316 3000

El Palacio de Correos es uno de los edificios más envolventes de la ciudad de Buenos Aires, gracias a su arquitectura de estilo francés, su excelente mantenimiento y sus imponentes dimensiones. Se concibió como una proyección de la oficina de correos de la ciudad de Nueva York. En desuso desde el año 2003, será pronto convertido en el Centro Cultural del Bicentenario, coincidiendo con el 200 aniversario de La Independencia del país de 2010.

Puerto Madero. Si hay un entorno en todo Buenos Aires que realmente invita a desconectar y a relajarse ése es el de Puerto Madero, la recién reformada área portuaria de la capital. La ambiciosa remodelación que ha dado como resultado un interesante complejo de diques, almacenes de color óxido y grandes grúas transportadoras, ha devuelto a la vida a un puerto que se había colapsado hacía más de un siglo y fue, en consecuencia, abandonado, tras poco más de dos décadas de funcionamiento. Ahora el moderno y dinámico puerto, salpicado de restaurantes, cafeterías y hoteles deslumbrantes, es de nuevo la salida de Buenos Aires a su río de plata y al mundo. La Reserva Ecológica Costanera Sur se extiende, mientras tanto, gentil a orillas de un Río de la Plata, que, aunque se esconde celosamente del ojo curioso, riega las marismas que descansan a su vera, dibujando un incomparable escenario para la observación, la meditación y el descanso.